Ceres: Golpearon salvajemente a una trabajadora sexual trans en Ruta 34

Este hecho de agresión ocurrió Ceres contra una activista trans mientras ejercía el trabajo sexual a la vera de la ruta 34. Los golpes se realizaron con un caño hiriendo de forma grave la cara y diferentes partes del cuerpo.

 

La agresión ocurrió la madrugada del viernes en Ceres en cercanías de la ruta 34 cuando un joven que circulaba en bicicleta decide impartirle fuertes golpes con un caño/palo a una joven trans que ejercía el trabajo sexual.

Ceres: Golpearon salvajemente a una trabajadora sexual trans en Ruta 34

Este hecho de agresión ocurrió Ceres contra una activista trans mientras ejercía el trabajo sexual a la vera de la ruta 34. Los golpes se realizaron con un caño hiriendo de forma grave la cara y diferentes partes del cuerpo.

 

La agresión ocurrió la madrugada del viernes en Ceres en cercanías de la ruta 34 cuando un joven que circulaba en bicicleta decide impartirle fuertes golpes con un caño/palo a una joven trans que ejercía el trabajo sexual.

La agresión duró varios minutos produciendo cortes importantes en el rostro y contusiones en diversas partes del cuerpo que requirieron intervención médica urgente. Luego del ataque, Lola no se animó a denunciar sola lo sucedido reclamando altos niveles de violencia policial y Estatal a las identidades trans en esa localidad.

Este ataque no es aislado, en Ceres la violencia contra la población trans siempre ha sido moneda corriente: los peligros a la vera de la ruta 34, el desprecio por parte de locales bailables, la siempre enemiga policía, el periodismo transfóbico y las recurrentes discusiones en busca de un baño para travestis en medio de ausencias de políticas públicas. En este contexto golpean a la activista trans “Lola” Continelli para matarla.

“Recuerdo que me pegaba con un palo y apenas pude defenderme para que no defenderme de los golpes. Me atendieron en el Hospital público pero estaba sola y en shock. Siempre sufrí situaciones de robo, violencia y discriminación en la calle pero esta vez me pegaron para matarme” comentó “Lola” Continelli sobre la agresión sufrida. Al mismo tiempo agregó “No me animé a ir sola a la policía por miedo a sufrir violencia institucional, las compañeras cuentan que en la policía de Ceres no te tratan bien, se rien y discriminan permanentemente por eso preferí asesorarme y buscar acompañamiento para poder denunciar”.

Tras ser publicado este articulo en este portal, autoridades de la Comisaria 2° de Ceres se reunió con la denunciante, quien concurrió acompañada a la dependencia policial, y horas mas tarde tambíen hubo una reunion con autoridades de la subsecretaria de diversidad sexual de la provincia de Santa Fe. En ambos cónclaves pudo dilucidarse el malentendido que denunció sobre la actuación policial Homosapiens.

HOMOsapiens, Área de Comunicación Alternativa e Independiente de Diversidad Afectivo Sexual y Derechos Humanos.

te puede interesar

Si andas en moto...